Es una de las variedades de aceituna más apreciadas de entre cuantas existen en España; de escasa producción y bajo rendimiento, pero excelente calidad.

Variedad autóctona de Extremadura, concretamente de la cacereña Sierra de Gata, comarca privilegiada por su entorno natural y pureza del aire, que se ubica en el noroeste de la región, lindando con Portugal.

Cuentan las gentes de la Sierra de Gata, ”.. recuerdo que cierta noche, entre sueño, una voz me susurró que si los olivos estuvieran dotados de razón y nos hablaran, sin duda propondrían a la Manzanilla Cacereña como su embajador universal..”

Por algo lo dicen, los aceites bien elaborados obtenidos del fruto sano de esta variedad recuerdan a auténticos zumos de frutas  de excelente intensidad olfativa, con aromas a plátano, zumo de uva, manzana, kiwi…con perfumes vegetales de alcachofa, hojas verdes, tomate verde y almendra fresca.

Un buen ejemplo de esta variedad son los aceites Jacoliva.

aceite de oliva virgen extra manzanilla cacereña jacoliva

Manzanilla Cacereña, todo un lujo
5 (100%) 1 vote

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest