Ya hemos hablado en este blog de las frituras y de las bondades del uso de aceite de oliva virgen extra en este tipo de cocción de los fritura con aceite de oliva picualalimentos. Pero que aceite es mejor para  freír bien no deja de ser un arte y requiere seguir unas pautas concretas para que el resultado final sea excelente.    

¿El aceite tiene que estar muy caliente?

La temperatura es un factor muy importante a la hora de freír; hay que tener en cuenta que a altas temperaturas la fritura es más rápida, por lo que el alimento pierde menos nutrientes, las proteínas crean en su superficie una capa crujiente que hace que la penetración de aceite de oliva sea menor; además, de esta forma, se limita el incremento de calorías y el alimento conserva en el interior su jugo y sales minerales. Pero el aceite de oliva se debe calentar a una temperatura no mayor de 180ºC, ya que a temperatura mayor se va a descomponer y comenzará a perder sus propiedades; esta temperatura la puedo controlar con un termómetro de cocina o bajando un poco el fuego antes de que el aceite empiece a humear.

¿Cómo hay que introducir el alimento en la sartén?

  • Los alimentos para freír deben estar secos para evitar, de esta forma, que salpique al introducirlos en el aceite.
  • Se debe evitar poner mucha cantidad en el aceite, de modo que el alimento no se enfríe, y dejar calentar el aceite otra vez hasta la temperatura óptima antes de poner más producto.
  • Una vez frito el producto, lo retiramos y conviene dejarlo sobre papel absorbente para que escurra el exceso de aceite.
  • Por último, no debes taparlo una vez frito, ya que se reblandece la capa crujiente del exterior.
Consejos: Es recomendable, para que los empanados o rebozados queden crujientes y empapen menos aceite de oliva, añadir por cada huevo batido una cucharada sopera de leche. Conviene pasar el alimento, siguiendo este orden, por harina, huevo y pan rallado. Recuerda que debes eliminar, tras cada fritura, los restos de alimentos ya que puedan favorecer su oxidación y alteración del aroma (un mismo aceite de oliva puede utilizarse hasta 4 ó 5 veces para freír, siempre que se hayan eliminado los residuos después de cada uso y no se haya quemado adquiriendo un color oscuro). ¡Buen provecho!