Las hortalizas que comemos en las ensaladas tienen muchas vitaminas y nutrientes, pero podemos perder muchos de ellos si no aliñamos correctamente las ensaladas.

Según un estudio publicado hace tiempo en la prestigiosa revista Molecular Nutrition & Food Research, de las universidades de Purdue y Ohio (EEUU), el aceite de oliva virgen es uno de los aceites que favorecen una mayor absorción de compuestos beneficiosos de los vegetales.

La cantidad de carotenos (compuestos presentes en las plantas que reducen el riesgo de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares) que asimila el organismo depende de si la ensalada está aliñada con grasas saturadas, monoinsaturadas o poliinsaturadas.

Lo recomendable es acompañarlas con grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva virgen extra, ya que con una pequeña cantidad de los mismos se consigue la máxima absorción de carotenoides.

Con la mantequilla; o aceite de maíz, girasol, etc.. se necesita mayor cantidad para conseguir absorber los compuestos beneficiosos; sobra decir que ninguna de estas grasas tiene las características beneficiosas para el organismo que tiene el aceite de oliva virgen extra.

Hay que recordar que está científicamente demostrado que cocinando con aceites refinados (oliva, maíz, girasol, colza, etc..de los que hablaremos en este blog más adelante) lo que se consigue es que sus grasas se hagan más saturadas, es decir, que incrementen en el organismo el colesterol malo.

Y es de sobra conocido por todos que el aceite de oliva virgen extra ayuda a prevenir la arterioesclerosis y sus riesgos, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que es muy rico en ácido oleico, lo que disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno como decíamos antes; es eficaz en la prevención de la hipertensión, protege el estómago, reduce la acidez gástrica y previene úlceras y gastritis, actúa como estimulante del tránsito intestinal, mejora el funcionamiento del páncreas y del hígado, ayuda a prevenir la formación de cálculos renales.

Contiene vitamina E, por lo que, debido al efecto antioxidante de ésta, retrasa el envejecimiento de las células, favorece la absorción de calcio, es bueno contra la diabetes, posee un efecto protector y regenerador de la epidermis, etc., etc..

Así pues, si comes una ensalada sin aliñar, además de desaprovechar muchos de los beneficios nutricionales de los vegetales, desaprovecharas la oportunidad de utilizar un ingrediente completamente saludable. Y todo esto, aunque muchos dietistas te recomienden que solo tomes 2 cucharadas de aceite de oliva virgen al día…para no engordar… Ya sabes que los miembros de Oleumbox desayunamos tostadas con nuestros aceites, aliñamos ensaladas, pastas, etc.. al mediodía, tomamos tostas de merienda o cena con aceite de oliva virgen extra, … y no estamos gordos!!