Cada vez es más común pensar en regalos originales y creativos. Si se quiere sorprender ya no sirve ir a comprar algo a la tienda de regalos del barrio o a las tiendas de moda del centro comercial. Hoy en día, y cada vez más, la gente demanda vivir experiencias y sensaciones únicas, que una prenda o una joya, no pueden generar.

Por ello las experiencias sensoriales han cogido fuerza en los últimos años, muchas de ellas están relacionadas con la salud y el bienestar, y otras muchas con el placer y las sensaciones culinarias. Por ello el regalo sorprendente que te ofrecemos dejará a esa persona especial alucinada.

Las claves para sorprender con un regalo a tus sentidos. Hay regalos que van desde una invitación a una cena en un restaurante de reconocido prestigio o una cata de vinos. Hay otros regalos relacionados con la gastronomía como cursos de cocina que a la vez que aprendes, puedes disfrutar de los platos preparados por ti mismo, y sentirte un autentico chef, al menos por un momento.

Es en este segmento donde cada vez hay más opciones sorprendentes que, sin duda, dejan una huella en los sentidos. Estos regalos suelen tener un handicap y es la dificultad de disfrutarlos. Vivimos en un mundo donde las agendas nos dominan, y nos cuesta sacar tiempo para disfrutar de un buen regalo sorprendente.

Para ello hay otras opciones que eliminan este riesgo. Me refiero a las suscripciones periódicas, que te permitan probar y aprender en tu propio domicilio de tendencias culinarias y sabores únicos. Estos servicios suelen tener detrás, un grupo de expertos que te acompañan, en la distancia, en la degustación y el aprendizaje sobre el producto y sus usos.

Si hay un alimento único, que influye significativamente en el resto, y cuyo domino y conocimiento está muy por detrás de su volumen de consumo, es el aceite de oliva.

Sin entrar en mucho detalle, la gran multitud de variedades de aceitunas y sus sobres únicos, son desconocidos para la inmensa mayoría de los que nos consideramos consumidores de aceite de oliva. Y sin embargo, a muchos de nosotros nos encantaría explotar sus cualidades y sabores. Imagina que pasaría si periódicamente recibimos en nuestro domicilio aceites únicos y dejamos que nos enseñen a como utilizarlos. No sólo lo disfrutaríamos nosotros sino que sorprenderíamos a nuestros invitados en las cenas de amigos.

Sin duda, regalar una suscripción esta de moda, y si es en algo que genera emociones únicas y te permite aprender, será un regalo inolvidable, que además se renueva mes a mes con la nueva selección.

¡Un regalo sorprendente!